9 citas bíblicas sobre el amor y un matrimonio saludable

Dios diseñó el matrimonio para nuestra felicidad y estas citas bíblicas te lo harán reconocer. Él quiere que construyamos un matrimonio saludable para nuestro crecimiento personal y el de nuestro cónyuge.

Dios conocía a profundidad que una relación de pareja, donde las diferencias abundan, no iba a ser sencilla; pero también sabía que valdría cada esfuerzo que los cónyuges pusieran en mejorar su relación cada día, basándose en el principio del amor.

En un matrimonio saludable das y recibes mucho. Amas, vuelves a amar una y otra vez; pero también lastimas (aunque sea sin querer), te arrepientes y buscas el perdón. Aceptas los defectos del otro y perdonas. Repites, repites, repites una y otra vez sin rendirte.

El matrimonio es una bendición para el esposo y la esposa, reciben con alegría una gracia poderosa que los sustenta, les brinda fortaleza, amor y paciencia en la crianza a sus hijos y además, les ayuda a enfrentar juntos a un mundo cada vez más torcido y lleno de tribulaciones.

Hay mucho escrito en la Biblia sobre el matrimonio, el amor y el respeto, pero quise compartir sólo algunas cuantas que me parecen que han dado un brillo fundamental a mi relación con mi amada esposa Andrea y siempre trato de recurrir a estas palabras aún cuando me sienta perdido o derrotado, o siento que doy mucho y recibo poco.

9 citas bíblicas sobre el amor en un matrimonio saludable

Sin ningún orden en particular, te comparto las citas bíblicas que pueden ayudarte a retomar el rumbo en cualquier momento, si ves que no encuentras dirección adecuada en matrimonio

1. El Amor más grande

Hay muchas citas bíblicas sobre el amor, tanto el amor matrimonial como sobre el amor fraternal. Creo que ambos son apropiados para hablar sobre el matrimonio porque estamos llamados a mostrar ambos tipos de amor a nuestros cónyuges.

Si queremos ser amigos de Jesús, debemos amar a nuestro cónyuge y a los demás como Él nos ama.

¿Has caído en cuenta que ser amigo de Jesús es ser el mejor amigo del único Dios, el más poderoso de todo el universo?

 «Este es mi mandamiento: Ámense los unos a los otros, como yo los he amado. No hay amor más grande que dar la vida por los amigos. Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando». (Juan 15,12-14)

2. Amor y respeto mutuo

Hay mucha documentación, estudios y reflexiones acerca de la siguiente cita bíblica, de entre muchas citas bíblicas y que quiero compartir con ustedes porque lo encuentro de mucha utilidad.

En esta cita bíblica, el mensaje se trata sobre el Amor y el Respeto, y de cómo Dios manda a los hombres a amar a sus esposas porque las mujeres necesitan ser amadas profundamente, y Él les manda a las mujeres a que respeten a sus esposos porque eso es lo que los hombres necesitan profundamente.

Esto lo he conversado con mi maravillosa esposa, y sabemos que es una lucha constante que se libra a diario, pues es contrario a nuestra naturaleza egocéntrica, a nuestros instintos, a nuestro orgullo arraigado desde la infancia, porque tendemos a dar lo que aspiramos recibir, y eso puede llevar a malentendidos y necesidades insatisfechas.

«Sean dóciles los unos a los otros por consideración a Cristo: las mujeres a su esposo, como si fuera el Señor… Esposos, amen a su esposa, como Cristo amó a la Iglesia y se entregó por ella… Los esposos deben amar a su mujer como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa se ama a sí mismo… Cada esposo debe amar a su mujer como a sí mismo, y la esposa debe respetar a su esposo». (Efesios 5,21-22.25.28.33)

3. Entrega en cuerpo y alma

Abordar el tema del sexo en el matrimonio no tiene porqué avergonzarnos, es parte del regalo que Dios le ha dado a los cónyuges para que disfruten y se entreguen en absoluta franqueza.

La Biblia dice que debemos estar receptivos a nuestro cónyuge cuando acuden a nosotros en búsqueda de intimidad sexual, y esto aplica tanto a hombres como a mujeres.

Dios nos dio a cada uno un deseo normal y natural de intimidad física. Pretendía que el lecho matrimonial satisficiera estas necesidades y nos fortaleciera contra la tentación en el mundo.

Si quieres tener un matrimonio saludable, no pases por alto esta recomendación:

«Que el esposo cumpla los deberes conyugales con su esposa; de la misma manera, la esposa con su esposo. La mujer no es dueña de su cuerpo, sino el esposo; tampoco el esposo es dueño de su cuerpo, sino la esposa». (1 Corintios 7,3-4)

4. El tesoro dado por Dios

El matrimonio es regalo de Dios donde Él ha querido manifestar uno de sus más grandes milagros: ¡la multiplicación de la vida!

un esposo es un tesoro para su esposa y la esposa es un tesoro para su esposo y ambos deben amarse y cuidarse como los tesoros que son y un don de Dios el uno para el otro.

«El hombre que encontró una esposa, encontró un tesoro y recibe el favor del Señor» (Proverbios 18,22)

5.- El verdadero Amor.

El mundo nos brinda tantas definiciones de lo que es el amor. Psicólogos, especialistas, terapeutas, analíticos, estadistas, consejeros, profesionales de la relaciones, etc., se han dado a la tarea de darnos destellos de lo que significa el verdadero amor y de cómo llevar la relación en un matrimonio saludable.

Hay muchas citas bíblicas que también nos hablan sobre el amor, pero a mi parecer, jamás encontraremos una definición tan profunda como nos las dio el Espíritu Santo a través del Apóstol San Pablo

«El amor es paciente, es servicial; no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tiene en cuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad.  El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor no pasará jamás». (1 Corintios 13,4-8)

Esta definición lo abarca todo.

6.- La regla de oro

La regla de oro se aplica doblemente al matrimonio. «Trata a tu cónyuge como quieres que éste te trate a ti», aunque yo agregaría: «Trata a tu cónyuge MEJOR de lo que quieres que te trate a ti».

Sé amable y gentil con tu cónyuge. Muestra bondad, amor, respeto, paciencia y misericordia en cada acto y siempre devuelve bien por mal

Citas bíblicas:

«Todo lo que deseen que los demás hagan por ustedes, háganlo por los demás». (Mateo 7,12)

7. El regalo del perdón es el regalo del amor

Una vez más, un mandato para todos los creyentes, no sólo para los esposos y esposas que aspiran un matrimonio saludable, y lo encontramos en la Carta a los Colosenses, una carta escrita por el apóstol San Pablo.

En su carta, San Pablo habla sobre las virtudes que todos los creyentes necesitan demostrar, y el poderoso pegamento que las mantiene a todas juntas es el amor.

«Como elegidos de Dios, sus santos y amados, revístanse de sentimientos de profunda compasión. Practiquen la benevolencia, la humildad, la dulzura, la paciencia. Sopórtense los unos a los otros, y perdónense mutuamente siempre que alguien tenga motivo de queja contra otro. El Señor los ha perdonado: hagan ustedes lo mismo. Sobre todo, revístanse del amor, que es el vínculo de la perfección». (Colosenses 3,12-14)

8.- La cuerda de 3 hilos

Sin ninguna duda, hemos sido diseñados para relacionarnos, sea una relación de amigos, cónyuges y/o comunidades. Dios no quiere que estemos solos; Él quiere nuestra salvación pero a través de la interacción con los demás, pues todos somos sus hijos.

Dios quiso que estuviésemos cerca los unos a los otros, algunos con un mayor grado de intimidad. Somos mucho mejor trabajando en equipo junto a Dios que solos y esto es algo que junto a mi amada Andrea he comprobado absolutamente

Esta cita bíblica no está destinada únicamente a construir el amor en un matrimonio saludable, sino para todos en general, como un equipo en conjunto trabajando para los misterios de Dios

«Valen más dos juntos que uno solo, porque es mayor la recompensa del esfuerzo. Si caen, uno levanta a su compañero; pero ¡pobre del que está solo y se cae, sin tener a nadie que lo levante! Además, si se acuestan juntos, sienten calor, pero uno solo, ¿cómo se calentará? Y a uno solo se lo domina, pero los dos podrán resistir, porque la cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente.» (Eclesiastés 4,9-12)

9.- El amor supera toda barrera

El amor cubre una multitud de pecados. Por naturaleza, somos pecadores, vivimos en un mundo caído y nos equivocamos muy a menudo. San Pablo dijo algo con mucha sabiduría:

«Ni siquiera entiendo lo que hago, porque no hago lo que quiero sino lo que aborrezco… Pero entonces, no soy yo quien hace eso, sino el pecado que reside en mí… Y así, no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero». (Romanos 7:15.17.19)

¡Qué poderosa es esta frase! Nos invita a revisarnos y a tener presente que, por nuestra condición humana, estamos propensos a equivocarnos, y esto puede sucedernos a diario.

Cuando un hombre y una mujer se aman profundamente y quiere un matrimonio saludable, el amor que se tengan corregirá esos errores y les permitirá perdonar y avanzar.

«Sobre todo, ámense profundamente los unos a los otros, porque el amor cubre todos los pecados» (1 Pedro 4,8)

¿Qué te parecieron estas citas bíblicas con sus reflexiones? ¿No te  ayuda esto a tener una perspectiva más profunda sobre cómo tener un matrimonio saludable, sano y exitoso?

Si te sirvió, por favor compártelo, tal vez alguien esté esperando encontrar algunas palabras donde apoyarse.

Nota del autor: En muchos casos estoy hablando sobre situaciones cotidianas de la relación matrimonial donde los cónyuges van superando sus obstáculos y diferencias, no estoy hablando de situaciones de abuso. Si ese es tu caso y, aunque deben ser perdonadas y encomendadas a la misericordia divina; por el bien de tu salud emocional, recurre de inmediato con un especialista. Si estás en un matrimonio abusivo, busque ayuda profesional inmediatamente.

Redacción: Qriswell J. Quero, Abogados del Amor
Qriswell Quero imagen de firma Abogadosdelamor.com

Qriswell, venezolano, esposo fiel y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

shares