10 decisiones que debes tomar en tu matrimonio para evitar el divorcio

¿Sabía que el 86 por ciento de los divorcios es el resultado de lo que los investigadores denominan «circunstancias no graves»? Eso significa que las circunstancias del fin de un matrimonio no están relacionadas con problemas graves como el abuso, el abandono o el adulterio.

En cambio, los matrimonios rotos se deben a peleas por el dinero, niños, sexo y otros problemas emocionales. Estas decisiones emocionales son las que ocurren en el calor del momento.

Una de las características más importantes de un matrimonio saludable es tomar decisiones sin tener en cuenta las emociones. Las emociones son inconstantes e impredecibles. Pueden ser muy reales, pero también pueden estar muy equivocadas.

Pero al mismo tiempo, somos humanos. Somos criaturas emocionales. Entonces, ¿cómo puede evitar que las emociones afecten la salud de su matrimonio?

El mejor enfoque es pre-tomar sus decisiones ahora. En lugar de tomar decisiones basadas en cómo te sientes, hazlas según lo que es correcto y lo que es mejor para tu relación.

10 decisiones que debes tomar hoy en tu matrimonio.

Aquí te presento 10 decisiones que debes tomar hoy sobre tu matrimonio si quieres mantenerlo saludable

1. Jamás amenazar con el divorcio.

Nunca debemos a amenazar al otro con el divorcio. Estuviste casado de por vida, así que quítate la idea del divorcio de esa opción sobre la mesa.

No use las amenazas de divorcio como palanca para lograr que su cónyuge haga algo. De hecho, saca la palabra de tu vocabulario por completo. Resuelve tus problemas sin usar esa palabra.

2. Jamás irse a la cama enojados.

Resuelva sus desacuerdos a diario, antes de irse a acostar o el resentimiento comenzará a empeorar. Si no puede encontrar una solución, sométase a un consejo divino.

Siempre habrá momentos en el matrimonio en los que no pueda resolver los problemas por su cuenta, así que busque ayuda. Obtener ayuda no es un signo de debilidad sino de sabiduría.

3. Siempre llegar a un acuerdo.

El matrimonio es el viaje más largo que emprenderá en su vida, pero si un cónyuge va en una dirección y el otro en la otra dirección, siempre tendrá conflicto.

Busca el acuerdo buscando al Señor juntos. Sométase a Dios y a sus consejos divinos hasta que los dos puedan ponerse en la misma página.

4. Respetar las diferencias.

Recuerden que ustedes son dos personas distintas, lo que significa que no siempre mirarán el mundo de la misma manera.

No se deshonren o se falten al respeto el uno al otro solo porque su cónyuge piensa de manera diferente a usted. Rechacen el juzgarse el uno al otro o hablar mal de su cónyuge. En su lugar, agradezca las formas en que son diferentes. Eso los convierte en un mejor equipo.

5. Aceptar la corrección fraterna

En el matrimonio, hay que darse la oportunidad, el uno al otro,  en el derecho de quejarnos y ser honestos.

Si tu cónyuge te presenta una queja, entonces escuche la queja y trabaje para corregirla. Acéptalo con una buena actitud. No voltees los ojos hacia atrás y los pongas en blanco ni te pongas a la defensiva. No avergüences a tu cónyuge por ser honesto contigo.

6. En el matrimonio hay que ser fiel.

La fidelidad significa más que la fidelidad sexual (aunque, por supuesto, eso es una gran parte de los votos matrimoniales).

Ser fiel también se refiere a tus emociones. Incluso en momentos de frustración o dificultad, nunca permita que su corazón se aleje entre sí y con otra persona.

7. Desarrolla relaciones sanas con los demás

Si quiere saber cómo será su matrimonio dentro de cinco años, observe a las parejas con las que está pasando el tiempo hoy.

Los divorcios se ejecutan en paquetes. Tú quieres amigos que te animen a hacer lo correcto, incluso en tiempos difíciles.

Deben permanecer conectados a alguna parroquia de tu localidad en donde puedan escuchar la Palabra de Dios y unirse a algún grupo matrimonial. En la Iglesia es en donde encontrarás a tus mejores amigos.

8. Tomar decisiones juntos.

Ustedes dos son compañeros iguales. No debe haber un cónyuge que sea dominante y uno que sea más sumiso.

Cuando toma una decisión importante, ambos tienen el mismo aporte y ambos respetan las opiniones de los demás. Nunca se intimiden entre sí para cambiar o influir en una decisión.

9. Da prioridad a tu matrimonio por encima de todo lo demás.

Aparte de su relación con Dios, su matrimonio es la relación más importante en su vida. Es más importante que sus hijos, su trabajo, sus intereses personales o sus pasatiempos.

Determine trabajar arduamente para satisfacer las necesidades de los demás y rechazar sacrificar su matrimonio por cualquier cosa o por cualquier otra persona.

10. Basa tu matrimonio en el amor de Dios.

El amor de Dios nunca falla. El matrimonio es una alianza diseñada por Dios. Es sacrificial y permanente. No es una relación de conveniencia.

Los votos «para bien o para mal, en la riqueza o en la pobreza, en la enfermedad y en la salud» son votos de alianza. Eso significa que su matrimonio se basa en la decisión de amar y cuidarse mutuamente y no en los sentimientos, conveniencia o comodidad.

No tomes decisiones importantes en tu matrimonio basadas en emociones. Si lo haces, te arrepentirás.

Toma estas 10 decisiones importantes ahora y crearás un matrimonio lo suficientemente fuerte como para soportar dificultades, desacuerdos y emociones fugaces.

Traducido por: Qriswell J Quero, Escritor Católico. Publicado originalmente en: Marriage Today
shares